» Directorio » Sectores » Alimentación » Consejo Regulador D.O  
 
   
 

C.R.D.O. LA MANCHA
Avda. Criptana, 73
13600 Alcázar de San Juan (Ciudad Real)
Tel. 926 54 15 23 / 926 54 15 92
Fax 926 58 80 40
www.lamanchado.es - www.lamanchawines.com
E-mail:consejo@lamanchado.es

 
  Situada al sur de la Meseta Castellana, a unos 60 km. de distancia de Madrid, La Mancha es la región natural de mayor extensión de España, ocupando una superficie de 30.700 Km2, lo que supone la mitad del total de las 4 provincias que la conforman.

El Reglamento de la Denominación de Origen “LA MANCHA” da cabida a un total de 182 términos municipales: 12 en la provincia de Albacete, 58 en Ciudad Real, 66 en Cuenca y 46 en Toledo; si bien están previstas algunas modificaciones del texto con el fin de excluir a los términos que no tengan al día su situación registral.

La región tiene una acusada vocación vitícola derivada de un conjunto de características que le son intrínsecas y naturales para la producción de uva y, como consecuencia, de unos vinos con peculiaridades definidas. Se podría decir que LA MANCHA es una zona ideal para el cultivo de la vid porque, aunque el rendimiento por hectárea de viñedo no es muy elevado, la calidad de sus frutos, el ciclo de maduración de los mismos y la salud de sus vides son extraordinarias.

Vinos muy apreciados

Atrás ha quedado ya esa imagen que asociaba a LA MANCHA con una inmensa planicie de tierra árida en la que se producía mucho vino, pero sin prestar atención a la calidad de éste. Hoy día, los vinos manchegos no tienen nada que envidiar a los vinos más prestigiosos del mundo, entre los que sin duda alguna se encuentran.

Es además, la región vitivinícola más extensa del mundo, con cerca de 200.000 hectáreas de viñedo acogidas a la Denominación de Origen “La Mancha”, una cifra verdaderamente escalofriante, si la comparamos con el resto de Zonas de Producción de España e, incluso, del mundo.

Su riqueza varietal es también digna de consideración, ya que la Denominación de Origen “LA MANCHA” tiene autorizadas múltiples variedades autóctonas (Airén y Cencibel o Tempranillo) y otras de origen francés, tan reconocidas como la Cabernet Sauvignon, muy demandadas por los mercados tradicionales y perfectamente adaptadas a las características de la llanura manchega. Concretamente, las Variedades Blancas son: Airén, Pardilla, Macabeo o Viura, Sauvignon Blanc y Chardonnay y las Variedades Tintas: Tempranillo o Cencibel, Garnacha, Moravia, Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah.

La modernización de las bodegas manchegas

La Denominación de Origen “La Mancha” agrupa a cerca de 22.000 viticultores y en ella hay inscritas más de 300 bodegas y cooperativas, todo un emporio del vino difícilmente igualable que supone uno de los principales motores económicos de la economía castellano – manchega.

En los últimos cinco años la inversión realizada en mejorar las infraestructuras de las bodegas se ha superado a los 350 millones de euros, pero éste es un proceso que no está, ni mucho menos, cerrado, sino que muchas de estas bodegas y cooperativas siguen inmersas en un continuo proceso de modernización. Mención especial requiere la inversión en capital humano, clave en la mejora de los vinos manchegos, con la incorporación de enólogos, químicos y otros profesionales realmente preparados.

Entrevista con D. Gregorio Martín-Zarco López-Villanueva Presidente del C.R.D.O. La Mancha

¿Cuándo y con qué finalidad se fundó el Consejo Regulador de D.O. La Mancha?

Oficialmente, comienza su andadura en 1973, con la finalidad de controlar y garantizar la calidad, además de ofrecer un servicio de promoción.

¿Cuáles han sido los hitos que han marcado su trayectoria?

Desde 1973, se ha conseguido una estructura, control de viticultores, nivel de calidad, una buena administración, control de bodegas y promoción nacional e internacional (los mercados más fuertes para nosotros son Reino Unido, Alemania, USA y Holanda). En definitiva, que la uva, la transformación del vino y su comercialización, sean los adecuados.

¿Qué tipos de servicios ofrecen en estos momentos?

El Consejo colabora con las bodegas y viticultores, ante cualquier innovación y con el objetivo de obtener mayor nivel de calidad.

¿De qué medios disponen?

Ahora, de un gran equipo humano y alta tecnología, lo que hace que la D.O. La Mancha sea cada vez más respetada y conocida entre otras.

¿Hacia dónde enfocan más sus esfuerzos?

En estos momentos, hacia la promoción, marketing y comunicación. De hecho, estamos cambiando el logo corporativo y planificando la campaña de medios (TV, Radio y Prensa), para transmitir el mejor conocimiento de nuestros vinos en los consumidores.

¿Podría describir las particularidades de los vinos que representan?

Son jóvenes, blancos y tintos, principalmente, y desde hace años trabajamos con crianzas, reservas y grandes reservas, con el resultado de haber obtenido varios premios. Por otro lado, también estamos reestructurando las varietales y apostando por la mejora de crianzas.

¿Cuáles son sus proyectos de futuro?

Ahora, continuar con nuestra campaña de promoción, así como adaptarnos a la nueva ley del vino que afecta a todos los Consejos Reguladores. Más a medio y largo plazo, incrementar el reconocimiento del consumidor hacia nuestros vinos.

¿Qué reclamaciones harían de cara a su sector?

Más rigor y seriedad, además del pleno reconocimiento de nuestros vinos, excelentes, por las condiciones geográficas y climáticas únicas, de La Mancha.

Además destacarían...

Que el consumo de vino moderadamente, es bueno y saludable, ya que está ligado a nuestra afamada “dieta mediterránea”.